Quien soy

Desde que tengo memoria la primera pasión que he desarrollado fue precisamente la carpintería: mi vecino era modelista, barcos, relojes y muchas otras cosas, todo en madera.
Desde muy temprana edad, animado por la curiosidad, fui a su casa y así que empecé a manejar pequeñas tablas de madera contrachapada para construir cajas. Con los años empecé a construir móviles enteros.
Cuando crecí empecé a tener interés en la fumada lenta hasta que, a los 16 años, compré mi primera pipa: una canadian de Brebbia.
La fabricación de pipas fue la fusión natural de estas dos pasiones: era el verano de 2006 y una tarde mientras fumaba con con mi hermano Marco, hablando de esto y lo otro, me preguntó, “pero tu serías capaz de hacer una pipa?” .
Esa pregunta fue la chispa! Compre un taco pre taladrado y traté de construir mi primera pipa. Me divertí tanto como para no poder parar.
Mucho después empecé a asistir a diversos grupos y foros de Facebook, así, siempre por mi mismo, empecé a estudiar mejor las formas clásicas: Internet me dio una ventana maravillosa al mundo de la pipa.
Hacia finales de 2013 asistí a un curso con el gran Bertram Safferling en su taller de Neumarkt, a partir de ese momento dediqué cada momento libre que tenía a hacer pipas!

Pipas Volpe
Independientemente de la forma, el color o el acabado, mi trabajo une la elección de las materias primas de más alta calidad y la atención al detalle.
El amor a los clásicos. Me encanta la pipa de estilo Inglés, y la mayor parte de mis creaciones se inspiran en los clásicos, aunque a veces me permito un pequeño paréntesis “libre” como mi inspiración en el brezo.
Para mis pipas utilizo sólo los plateau o ebouchons de brezo comprados en Mimmo Romeo, Makis Minetos o en el aserradero de Manno Briar.
Las boquillas de mis pipas están todas hechas a mano de cero a partir de barras sólidas de ebonita o Cumberland producidos por SEM o New York Hambuger.

 

Echa un vistazo a mi taller